¿Para qué han servido los TLC?

Edwin Mejia columnista

Por Edwin F. Mejía Ch. Columnista INFORMATIVO WEB del SUR. efmejiach@hotmail.com

Nuestro país desde 2011 empezó a firmar una serie de acuerdos internacionales con el fin de   ‘mejorar’ la comercialización de productos de diferentes clases, comercio que buscaba optimizar ese intercambio de productos y elevar el índice de vida de los habitantes de las naciones firmantes.

Sin embargo, ahora que estamos terminando la fase de un estado climático llamado ‘la niña’ vemos muy claro que la situación de los agricultores colombianos es cada día peor y lo comprobamos por las condiciones en que nuestros campesinos deben producir en comparación con  sus colegas de los demás países que sí tienen privilegios y garantizados mejores entornos para comercializar sus mercancías  tanto a nivel interno como externo.

Ese periodo climático que dice está por terminar, los ciudadanos nos vimos afectados por la poca oferta que notamos de las mercancías, especialmente las de la canasta familiar y por los sobrecostos que nos ha tocado pagar para llevarlos nuestras casas.

Sin embargo, tampoco notamos una política del Gobierno para revisar lo que se ha firmado en esta materia y así hacer los ajustes necesarios para equilibrar las condiciones de productividad y a la vez garantizar que lo producido llegue a precios justos y accesibles al bolsillo de los colombianos.

Mientras que un campesino estadounidense goza de una serie de privilegios (préstamos de dinero a bajos intereses, subsidios, aranceles bajísimos, a veces en cero, impuestos para la compra de herramientas e insumos muy bajos), aquí es todo lo contrario, unos precios exorbitantes que le impiden al agricultor ofertar sus productos en condiciones equilibradas.

Todas estas irregularidades son las que facilitan el paso de productos de contrabando que permiten una oferta a precios más bajos, pero los que llenan sus bolsillos son precisamente los contrabandistas que actúan a sus anchas sin que las autoridades  hagan algo por detener sus acciones.

Colombia ha firmado tratados con Estados Unidos, Canadá, Unión Europea, Chile, Brasil, Perú, Venezuela, por medio de convenios enmarcados dentro de las negociaciones de Mercosur al igual que con Argentina, México y Paraguay.

Pero acogiéndonos a las estadísticas de los organismos estatales encargados, notamos que las exportaciones, después de la firma de estos tratados no han crecido como se esperaba.

En el campo minero-energético la situación es similar y a esto se unen los bajos precios que viene sufriendo el petróleo en los mercados internacionales.

Valdría la pena hacer una revisión exhaustiva para evaluar cómo van estos tratados y como dice el jugador experto, ‘barajar’ y volver a repartir cartas.

Un comentario sobre “¿Para qué han servido los TLC?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: