Sacar a niños y niñas de la guerra, importante, pero es apenas un pedazo de la tarea pendiente

El acuerdo suscrito en La Habana entre las delegaciones del Gobierno Nacional y las Farc comienza a mostrar hechos verdaderos que conducen hacia una paz sólida y justa. Pero es apenas un paso.

Víctor Chaves R. Director INFORMATIVO WEB del SUR
Víctor Chaves R. Director INFORMATIVO WEB del SUR

La noticia sobre un nuevo acuerdo parcial entre los comisionados del Gobierno de Juan Manuel Santos y de la guerrilla de las Farc, que contempla la reinserción a la vida civil de los menores de edad que hoy están en las filas de la organización subversiva provocó públicamente las reacciones que se esperaban.

Los voceros del Gobierno destacaron el enorme alcance de la iniciativa y resaltaron la voluntad de paz que está demostrando la comisión de las Farc. Los guerrilleros hicieron algo similar, aunque no dejaron de resaltar el hecho de que este es apenas uno de los tantos problemas que en la actualidad padecen la infancia y la juventud en Colombia.

Los organismos internacionales como la ONU y la Unicef expresaron a través de sus voceros beneplácito por este acuerdo e hicieron votos porque esta acción se ponga en práctica de inmediato.

Los medios masivos de comunicación, pese a la resistencia de algunos de estos para destacar lo que se logra en Cuba, también tuvieron que sumarse a la alegría que provoca este tipo de anuncios y buscaron además antecedentes y otros elementos comparativos alrededor de la desmovilización de menores que forman parte de estructuras militares.

En general no se escucharon voces discordantes sobre el acontecimiento y también se coincidió en que se trata de un hecho que acerca aún más le fecha de la suscripción de los acuerdos definitivos para la culminación de la guerra entre el Estado colombiano y las Farc luego de muchas décadas de sucesos desgraciados y tristes.

Sin embargo, los bombos y platillos del anuncio no pueden dejarnos sordos y ciegos frente a la magnitud y la dimensión de la realidad social que cobija a los niños y niñas de Colombia y que obliga a aceptar que finalmente su inclusión en las acciones militares no ha sido gratuito.

menores conflicto 1

No hay que olvidar que el Estado a través de todas sus instituciones pertinentes es el principal causante del Conflicto Social en Colombia y ha tratado a niños, niñas y jóvenes de manera marginal, por decir lo menos, abandonándolos en muchos casos a la peor de sus suertes.

Pero los actores armados no son menos responsables y, por el contrario, se han encargado de matizar la existencia de todos estos seres y sus familias con fuertes cargas de crueldad, sometimiento y miseria.

El destino incierto de las decenas o centenas de niños que entreguen sus fusiles y se desmovilicen en estos días, se suma al de miles de pequeños y pequeñas que no tienen acceso a la salud ni a la educación y que se ven forzados a trabajar para ayudar a mitigar el hambre en sus casas.

Menores maltratados, sometidos, torturados, esclavizados  y prostituidos seguirán apareciendo en cualquier esquina de alguna ciudad colombiana; también se los verá monte adentro en las veredas en donde se produce coca, se extrae oro o se roba gasolina.

Para muchos de ellos las vacunas nunca llegarán, tampoco los libros y mucho menos los computadores. El agua potable y la alimentación sana y adecuada seguirán siendo motivos para seguir luchando pero no para la redención. Por lo menos por ahora.

Así que no nos llamemos a nuevos desengaños ni tampoco sobre dimensionemos las cosas. Todo esto que está sucediendo en Cuba, es bueno, de eso no queda la menor duda. Pero que también quede claro que es apenas la cuota inicial para comenzar a resolver una problemática que es de siempre, pues nunca se atendió como se debía y que, cuando alguien trató de actuar con coherencia, los políticos terminaron robándose la plata.

Victor Chaves Rodriquez

El director del Informativo Web del Sur, Víctor Chaves R es un Periodista, Comunicador y Docente Escolar y Universitario con más de 35 años de experiencia profesional, que ha construido a lo largo y ancho de Colombia. Es promotor de la Prensa Alternativa y del aprovechamiento de los medios virtuales para una difusión óptima de hechos y acontecimientos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: