Hacia un nuevo movimiento social, libre de torcidos, incautos y dinosaurios

abrazaton-1

Se hacen necesarias nuevas expresiones para enfrentar la coyuntura social del país que no parece tener antecedentes históricos, así como tampoco se vislumbra por ahora, una salida definitiva al tema de la paz.

Víctor Chaves R, Director del Informativo Web del Sur.

Por Víctor Chaves R. Director INFORMATIVO WEB del SUR. REPORTERO NÓMADA. Fotos: Eduardo Meneses.

Sin embargo, no todo ha sido negativo en este proceso. Antes por el contrario, las experiencias vividas están provocando un fuerte remezón en la estructuras de nuestra sociedad que debe tener un impacto similar o más fuerte entre la clase dirigente y política de Colombia.

Como un efecto de la constante movilización social, desatada especialmente luego de los resultados del plebiscito del 2 de octubre, la gente se ha dado cuenta de que es necesario renovar muchos aspectos, empezando por la dirigencia. El desgaste de los líderes tradicionales de la izquierda, por ejemplo, es tan evidente que su capacidad de convocatoria se ha reducido al mínimo posible. Está claro que estos dinosaurios ya no tienen nada que aportarle a las luchas populares, en gran parte porque terminaron pareciéndose demasiado a los grandes gamonales de la derecha, que decían atacar, tanto en su manera de pensar, como de actuar.

Los hechos en nuestra región ratifican lo que está pasando: la dirigencia social tradicionalista se ha negado a lo largo de este proceso a renovar los métodos de movilización y protesta, limitándose a unas marchas insulsas y agotadoras para todos, haciendo además a un lado las iniciativas de la gente joven y de quienes pretenden darle un necesario giro a a las convocatorias de la sociedad civil para respaldar la paz en Colombia y rechazar la política neoliberal del actual mandatario.

Los resultados del plebiscito confirmaron también la poca credibilidad que estos generan. Ya nadie les cree, pero se resisten a levantarse de los tronos que ellos mismos construyeron. Cuentan con séquitos de lambones, que les hacen creer que que todavía hay gente que los respalda.

Los dinosaurios se convirtieron exactamente en las figuras que decían criticar: mentirosos y amigos, muy amigos, de los recursos del Estado o de los que canalizan las ong y los organismos internacionales multiestamentarios. Es una realidad sobre la cual cada día hay más certeza entre la gente. Los hechos son tozudos y así se ha demostrado.

Por supuesto que una acción constante como esta termina por agotar a las bases. Los jóvenes, especialmente, pero también algunos miembros de otros estamentos de la sociedad civil, incluyendo a los apáticos y a quienes nunca han militado en colectivos políticos, han determinado emprender otros rumbos, sin perder la óptica de las razones por las cuales se lucha, adoptando o aplicando métodos nuevos para llegar a las comunidades y hacerles entender que se trata de objetivos comunes.

Paz a la Calle parecer ser una de esas nuevas iniciativas. En las reuniones se pueden percibir ánimos diferentes, ganas de hacer otras cosas, de innovar, de cambiar para alcanzar los resultados  anhelados, no para ganar vitrina o quedar bien ante sus amigos o jefes políticos. La abrazaton del jueves pasado es una prueba de esta intencionalidad.

Un grupo amplio de jóvenes estudiantes universitarios, al que se sumaron ciudadanos comunes y corrientes, llegó hasta las puertas del Batallón Boyacá de la ciudad de Pasto para darle la bienvenida a los soldados a este proceso de paz que hoy se trata de salvar en nuestro país. Un acto simbólico lleno de sentimientos sinceros y profundos que marca de alguna manera la intención del pueblo de luchar para defender lo que hasta ahora se ha logrado y de luchar para que la reivindicatoria sea completa.

Son varios los aspectos sobre los que estos innovadores de las luchas sociales tendrán que seguir trabajando. Uno es la autocrítica, es decir la capacidad para evaluarse, para debatir sobre los errores y las falencias cometidas, siempre con el ánimo de imprimir los correctivos que sea indispensables.

Desde la prensa alternativa, INFORMATIVO WEB del SUR, REPORTERO NÓMADA, se saluda con emoción el surgimiento de estas alternativas de movilización social porque se entiende que es la única forma de involucrar  a todo el pueblo a causas con la dimensión que tiene la búsqueda de la paz.

Los otros movimientos “históricos” tendrán que revisar muchas de sus actitudes y comportamientos porque están corriendo el mismo riesgo que hoy sufre el jefe de la ultraderecha colombiana, Álvaro Uribe Vélez, que se está quedando sin seguidores debido a la babaza de su discurso. Si no lo hacen, pues de malas ellos, pues estarán condenándose a la desaparición por insuficiencia de materia. Se volverán a quemar solitos, como suelen hacerlo en las campañas electorales.

Victor Chaves Rodriquez

El director del Informativo Web del Sur, Víctor Chaves R es un Periodista, Comunicador y Docente Escolar y Universitario con más de 35 años de experiencia profesional, que ha construido a lo largo y ancho de Colombia. Es promotor de la Prensa Alternativa y del aprovechamiento de los medios virtuales para una difusión óptima de hechos y acontecimientos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: