Cruda realidad. Reparar a la mujer mientras se la sigue violentando

En este análisis de gerente.com se destaca como ahora se buscan caminos para reparar a la mujer como víctima del Conflicto, pero sin dejar de lado que la agresión contra ella es persistente y reiterativa.

Por Agencia EFE. 

Para la responsable del área de Mujer y Guerra del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Anne Silvye Linder, uno de los principales problemas que afronta Colombia para reparar a las mujeres que fueron víctimas del conflicto armado es la persistencia de diferentes violencias en el país.

“Son muchas víctimas y (…) ahora hay un desafío grande, justamente para recuperar el territorio y la presencia estatal. Eso es importante en la medida en que estamos en una época de posacuerdo”, dijo en entrevista.

Linder llamó la atención sobre el hecho de que este lunes 19 de junio se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos, y destacó que para Colombia se trata de una fecha clave.

Según dice, por el hecho de que aún persisten en Colombia otros focos de violencia, como el de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln), actualmente en diálogos de paz con el Gobierno, las mujeres siguen sufriendo “de manera directa e indirecta” por el conflicto armado y de la violencia armada.

“La violencia sexual, una de las infracciones que más se dirige contra las mujeres, está entre las que provocan afectación directa a las mujeres, aunque también hay hombres, niños y personas de género diverso que la sufren”, subrayó la funcionaria.

Ahora bien, de manera indirecta, Linder destacó que las mujeres han padecido el conflicto en Colombia por cuenta de las desapariciones forzadas, los homicidios y el desplazamiento.

Para ella, si bien el acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las Farc ha sido uno de los primeros que ha abordado “el tema del género”, no solo de las mujeres sino también de “la afectación diferencial de hombres y mujeres en el marco del conflicto”, considera que habrá que ver cómo se va a traducir en la práctica.

“Es un desafío, no únicamente para mujeres”, resumió, argumentando que aún hay muchas víctimas que no se han recuperado del todo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: